viernes, 9 de marzo de 2007


MELANCOLIA

Melancolía,
eres un pozo profundo,
donde se difuminan mis versos
y quedan desnudos,
ausentes de letras,
de vacíos pensamientos;

Seco el manantial,
no logro definir
amanecer o principio,
ni sonidos que expliquen,
olas de mar
o arenas que arrastren sueños;

Las palabras enmudecen,
no definen inmensidad o silencio,
ni comprenden arco iris
o nieve en deshielo;

No atestiguan el sabor de un beso,
ni noches de luna,
frente a la inmensidad del cielo;

Mas cierro los ojos,
se entregan al silencio
y es cuando recuerdo,
que mi vuelo es sobre el viento;

Ocurre el encuentro,
las frases emergen,
traspasan los sueños,
que navegan por el pensamiento;

Quedan atrapados
alma y sentimientos,
que arrulla en mis adentros,
el más dulce alfabeto.

(24-ABRIL-2005)
“ARBOL DE PRESENCIAS”
REGISTRO DE DERECHOS DE AUTOR: 03-2005-092313130000-14

3 comentarios:

LaMarussa dijo...

Mi queridisísima Bindi

No me la imagino así, con la tristeza y la melancolía abrazada, al contrario, cuando tuve el placer de conocerle, Una mujer muy seria, super centrada en un mundo de locos, y disparatadas letras
con el trato es para mi una inspiración y creame que cuando sea grande quiero ser como usted, o sea mmm cuando tenga 15 años? jajaja

Ese pozo profundo en dónde desaparecen sus versos desnudos de sentimiento, son ejemplo de superación, al mirarles, desde la orilla, quizá duelan pero se sobrellevan.

Con el silencio y frialdad de éste medio, enmudecen las voces, enmudecen las palabras, pero lo que no desaparece, es la maravillosa amistad con la cual me obsequia

Saluditos

Anónimo dijo...

Yo sé que la melancolía es parte de los sentimientos que tenemos que atravesar, mientras damos un recorrido por este viaje que es la vida. Pero que bueno que aún en medio de la melancolía usted sabe aprovechar y sacar las cosas positivas y ha escrito un poema tan hermoso como este. Realmente no deja de asombrarme esa sensibilidad y sabiduría que se plasma en cada verso y que se siente tan profudamente cuando uno la lea. Por esa y muchas razones más estoy tan orgullosa de usted mi comadrita querida. Sabe que siempre le deseo lo mejor porque se lo merece. Y como diría Rosario, "que siga la mata pariendo".

Besotes gordos,
Cristal

DD dijo...

La melancolìa nos abraza de cuando en cuando y es difìcil resistirse a ella... en tu caso y por fortuna trae de la mano a la inspiraciòn.

Me encantò el poema.