miércoles, 8 de agosto de 2007

CAMINA




A la memoria de mi hijo

Arturo Guillermo (+)

Te he visto sonreír
un poco titubeante
diciéndome en silencio
que no quieres partir.

Mas mi mirada te indica,
- camina hijo, camina,
sigue a la luz eterna,
nos volveremos a ver.

Sigue la senda, hijo mío,
ten confianza en tu andar,
abre las alas de ángel
es momento de volar.

Tu me miras dulcemente
con sonrisas de eterna paz,
das la vuelta y yo bendigo
tu silencioso caminar.

(29-AGOSTO-2006)
“LUCEROS DE TERNURA”
REGISTRO DE DERECHOS DE AUTOR: 03-2006-091212500100-14

5 comentarios:

gonzalo_tenerife dijo...

MUCHO DOLOR AQUÍ BIMDI SE TE QUIERE

Anónimo dijo...

Mi Querida Amiga: Te dejo esta huella como testimono de mi paso por tus palabras. Cada frase que leo me arranca una lágrima que alegre se aleja al saberse liberada.
Gracias, Froggy

Jorge Arié dijo...

Tu bello poema es un ejemplo de resignación a la vida que se va y que en su eterno camino también iremos con alegría en la luz de cada paso.
Es un gusto saludarte hoy.
Un beso.

Jorge Arié dijo...

Bindi preciosa, recibí tu mensaje en "Alicia" de mi blog. Mira, el poema sería con fondo, tal como tu lo juzgues mejor. Selecciona el poema que más te guste de los incluidos en el blog y/o en Citla.
mi correo es: xipetotec06@gmail.com
Saludos. Un beso.

Anónimo dijo...

Que hermoso poema de fè en una nueva vida, si lo volveras a ver, puedes estar segura.