sábado, 7 de julio de 2007


A TI, JAIME SABINES

Con mi profunda admiración y respeto,
en homenaje al gran poeta.

¡Tú Sabines nuestro!,
que asistes al acto
del escrito y la palabra,
naces entre cálidos amaneceres
rompiendo con tu voz
esta tierra mexicana,

Dios te ha dado papel y vocablo,
tu corazón es la tinta
y en el diálogo lo has bendecido,
retado y muchas veces sentido
entre el silencio de tu oído
donde escuchas su murmullo;

la húmeda selva nos conduce
a mirar con tus ojos,
penetrados en lo natural
y desde la profunda desolación
nos enfrentas a tu expresión,
con áspera ternura y erotismo,

¡no has muerto Jaime!,
¡sigues vivo!,
porque alguien como tú,
trasciende entre almas
que trascurren en líneas
pululando como aves,
sobre aguas mansas;

¡nadie tan grande se va,
aunque le escriba a la muerte!,
porque surges en el amor
y en la vivencia dolorosa
de la soledad de los hombres,

poeta de la realidad,
del sufrimiento que al cuerpo acongoja,
de letras mortales que existen,
de amorosos que callan,
mientras tus letras se rinden;

¡Tu aliento habla!,
¡Vives por siempre, Jaime Sabines!.

(17-MARZO-2006)
“PENSAMIENTOS EN FLOR”
Registro de Derechos de Autor 03-2006-051112374800-14

1 comentario:

Romy Lilian dijo...

Siempre es un placer leerte Bindi!!
Ven a tomar un café conmigo en
Desde el corazón de América del Sur

Cariños preciosa!