jueves, 28 de diciembre de 2006


LA OSTRA Y EL CORAL
(Cuento)


Esta es la historia de un coral negro y una bella ostra, que vivían en un gran arrecife.

A pesar de ser diferentes, nació entre ellos el maravilloso sentimiento del amor, mas tristemente, sólo podían verse a lo lejos y en silencio.

Cierto día, la ostra pensó:

- “Formaré una perla tan grande, que no quepa en mí y la enviaré a sus plantas; de esta forma, podré estar junto a él” -

Asimismo, el coral también hacía esfuerzos para llegar a ella y pensaba:

- “Extenderé mis ramas hasta poder alcanzarla, de esa manera, la abrazaré por siempre y nunca más nos alejaremos”-

Sucedió que un día, el coral creció tan frondoso que alcanzó a la bella ostra. Ella, a su vez, había formado una perla tan grande, como nadie pudo haber visto.

Así, pasaron los años y juntos empezaron a envejecer; mas un día vieron la figura de un hombre que nadaba en las cercanías y al descubrir tan bella escena, se quedó estupefacto, contemplándolos con admiración.

Tras un breve instante, el buzo comprendió la grandeza del amor que esos dos seres se tenían y sintió el deseo de perpetuarlos.
Con cierta duda, tomó su cuchillo, cortó el brazo del coral y desprendió de la roca a la hermosa ostra con su perla.

Una vez en su barco, el hombre pensó:

- “Los cubriré de oro y plata, para que sean eternos en su amor, mas sólo podrán verlos, aquellos que puedan amar de la misma manera” –

Cuenta la historia que la joya permanece en una caja de cristal, en el Palacio Real de los Sueños y tal como el buzo lo predijo, sólo han podido ver tan hermosa escena, los que han sentido un gran amor.

FIN

(6-JUNIO-2004)
“MIS PRIMERAS RAICES EN LA MAR...”
REGISTRO DE DERECHOS DE AUTOR: 03-2005-0414133-71100-14

2 comentarios:

Anónimo dijo...

si

LaMarussa dijo...

Bindi:

Qué hermosura de cuento, me envolvió con las ramas de ése su coral de letras, para apreciar la gran valía de su amistad.

Saludos